Les Trois Vallées - Actividades

Actividades - Les Trois Vallées

Los deportes, las fiestas y los juegos con amigos son algunos de los emblemáticos del camping Sunêlia Trois Vallées. Los huéspedes que quieran practicar actividades deportivas podrán hacerlo en uno de los terrenos de deporte o durante las clases que ofrecen nuestros equipos.

 

Animaciones

¡Es imposible aburrirse en el camping Sunêlia Trois Vallées! A partir de la hora del aperitivo se organizan bingos, juegos de mesa y torneos de petanca  y cuando llega la noche, la fiesta continua con los proyectores. Si os gusta el karaoke, es vuestro momento. Las noches de baile son animadas con tango, salsa o música disco. Y los más bailarines pueden ir directamente a la discoteca.

Por la noche, los equipos de animación y los artistas externos preparan diferentes espectáculos: conciertos, cabarets, bailes, canciones... En cuanto a los niños, ofrecerán una vez a la semana la fiesta de los Pitchouns, un momento inolvidable en el que presentarán el espectáculo organizado con sus compañeros del Sunny Club.

 

Actividades deportivas

Nuestro terreno multideportes os acoge para los partidos de fútbol, baloncesto y voleibol. La petanca y el ping-pong también están en el programa: para los torneos hay que ir al bolódromo. 

Nuestros animadores proponen sesiones de aquagym o fitness, podéis preguntar a nuestros equipos.

Si queréis más actividades es posible. El camping Sunêlia Trois Vallées, con una situación ideal en Argelès-Gazost, en el centro de los Pirineos, es el punto de salida perfecto para numerosas actividades al aire libre: excursiones a pie, en bicicleta y en BTT, rafting, barranquismo, espeleología o canoas. Los más atrevidos disfrutarán de la «mountain luge», una bajada de la montaña en trineo a una velocidad de 45 km/hora.

Recomendamos llegar hasta el circo de Gavarnie, a tres cuartos de hora en coche del camping. 

No olvidéis visitar el parque zoológico de Argelès-Gazost (frente al camping) para descubrir lobos, osos, cabras montesas, muflones, nutrias, linces y buitres en un magnífico entorno natural. A solo pocos minutos se encuentra el Donjon des Aigles. 

Por último, el mercado de productos locales que tiene lugar los martes por la mañana, donde principalmente venden el famoso embutido del cerdo negro de Bigorre.