Rubina Resort - Bares y restaurantes

Bares y restaurantes - Rubina Resort

El camping Rubina Resort de Empuriabrava, situado en una bahía en la Costa Brava española, disfruta de una situación excepcional. El mar Mediterráneo a sus pies, el macizo de Albera a su espalda y el puerto rodeados de canales, parece estar diseñado. Más de 4 espacios diferentes os esperan para sentarse a cualquier hora del día: desde el bar junto a la piscina, al restaurante en medio de una arboleda.

 

Los bares del camping Rubina Resort

El Pool Bar, abierto desde hace poco e ideal para tomarse un refresco o degustar un helado, completa la amplia gama de servicios de restauración de este lugar turístico. El Pool Bar, moderno, elegante y espacioso con grandes toldos para resguardarse, abre durante el día para disfrutar de la atmósfera y de la animación de la piscina.

Al otro lado de la piscina está el Snack Bar. Materiales de madera, colores pasteles y sillas de hilo trenzado proporcionan una atmósfera armoniosa, tranquila y veraniega. A lo largo del muro del fondo, hay puestos individuales con ordenadores para poder disfrutar de la conexión internet del bar. En cuanto a la amplia terraza exterior, ofrece durante el día un agradable espacio a la sombra de las sombrillas y por la noche, un escenario donde los artistas actuarán. 

Abierto de 12 de la mañana a 12 de la noche, el Lounge Bar es una invitación perfecta para tomar una copa con amigos. Mesas de billar, pantalla con vídeoclips y conexión wifi, cada uno podrá distraerse como quiera en una atmósfera íntima. Una inmensa terraza de madera ofrece unas vistas magníficas de la piscina.

 

El restaurante del camping Rubina Resort

El restaurante Rubina Resort ofrece la oportunidad perfecta para disfrutar completamente de las comidas. Inmensas bóvedas acristaladas en el comedor y grandes parasoles en la terraza exterior, cada uno podrá elegir el entorno que más le guste. La carta con platos internacionales permite pasar un momento agradable en familia o con amigos. En el programa, los grandes clásicos de la cocina: pollo con patatas, calamares o tartare de ternera con alcaparras proponen sabores para todos los gustos.

Atención, si cogéis un alojamiento con media pensión, las comidas serán en el Snack Bar y no en el restaurante.